[chatbot]

HERNIA DISCAL - LA CIRUGIA ES EVITABLE 85% DE LAS VECES

La “famosa” hernia discal es una lesión que puede ocurrir en la columna vertebral y significa la salida parcial o total del núcleo pulposo (color morado en la foto) por la degeneración y ruptura del disco intervertebral (celeste). El disco intervertebral (amortigüador) tiene una parte periférica, llamada anillo fibroso, formado por muchas capas concéntricas y en su interior la parte central o núcleo pulposo. Este se encuentra constituido en un 80% de agua actuando como amortiguador de fuerzas y distribuidor de cargas sobre la columna vertebral. Por el día, de pié, hay una presión continua simplemente por el peso del cuerpo, que aumenta con los esfuerzos físicos y las sobrecargas posicionales. Mientras esta presión continúa, el disco pierde altura, espesor es decir líquido, esta pérdida de espesor acumulada, en la altura total de la columna, puede alcanzar los 2 centímetros!. Es decir, por la noche, con el reposo, sin soportar presión, el disco intervertebral recupera su espesor hidratándose. Por tal motivo somos levemente más altos por la mañana y más bajos al acabar el día. Bueno volvamos a la hernia discal…

CAUSAS DE HERNIA DISCAL o HERNIA DE COLUMNA

Este proceso de HIDRATACIÓN es fundamental para la conservación de las estructuras del disco. Cuando un disco comienza a degenerarse, proceso que de alguna forma todos sufrimos, bajo los efectos de presiones continuas, la deshidratación es una de las causas fundamentales de su deterioro y posterior lesión. Es probablemente por esto que es tan común en la población el tener hernias asintomáticas y que no requieren tratamiento alguno… Sin embargo en la medida que progresa y la hernia va tocando estructuras dotadas de receptores de dolor como ligamentos o incluso a la raíz del nervio correspondiente, ya es un problema de verdad.

Cabe destacar la importancia de hablar mas sobre las causas de ésta perdida de hidratación del disco intervertebral antes de hablar extensamente sobre la causa de la hernia que podrías tener en tu espalda. Menciono esto ya que la hernia discal es la consecuencia final de un deterioro de los discos intervertebrales y el dolor corresponde a las estructuras que irrita en su paso. Siempre el tratamiento debe ir enfocado a suprimir las disfunciones que han causado el problema discal, por ejemplo limitaciones de movilidad en zonas superiores o inferiores a la hernia o bien una alteración en la musculatura estabilizadora (de esa o hay un artículo que se los dejo en el link) de que “un movimiento brusco” haya desencadenado una hernia del núcleo pulposo (HNP). Buscar la causa sin dejar de lado el dolor es la clave. Pero hay que recordar que el dolor puede desaparecer y la hernia por un buen tiempo no. ¿Por qué? Por que ya depende de otros factores como la capacidad de reabsorción de dicha hernia o bien la calidad del tejido colageno de cada persona. Pero hay un consenso, lo importante es que no genere dolor, que la mecánica de movimiento de la columna sea adecuada y mejorar estilos y hábitos de vida cuando sea necesario. Tener una hernia no significa una sentencia de dolor. 

Es importante destacar a una hernia discal como una hipermovilidad de un disco (ejemplo L5-S1) y que sin dudas necesitará una tratamiento enfocado a la estabilización mediante musculatura de este segmento, en este caso ejemplo, lumbar posteriormente. Sin embargo muy lejos está de ser el único objetivo terapéutico. Al ser una zona de hipermovilidad (causante previamente de desgaste, discopatías, protrusiones etc) está siempre asociada a una zona de hipomovilidad, ya sea en algún segmento superior o inferior de su columna, por lo que se convierte en un paso obligado en cualquier tratamiento de hernia discal, siendo la causa de la hernia la hipomovilidad y la hernia (hipermovilidad) la consecuencia.

Es por esta capacidad de razonar clínicamente, que los resultados mediante el tratamiento osteopático producen grandes beneficios, evitando en una gran mayoría la cirugía de estos pacientes. Existen estadísticas que hablan de la superioridad en resultados de la osteopatía en comparación con otras disciplinas terapéuticas, siempre y cuando tengamos muy claro cuales son los signos de alarma que requieren derivación al traumatólogo o neurocirujano. 

SINTOMAS PRINCIPALES

Hernia-discal-osteopatia.jpg

Los síntomas de la hernia discal pueden ser los siguientes: 

  • Dolor lumbar con irradiación hacia la cara posterior o anterior (dependiendo de la raiz nerviosa comprometida) de la pierna (lumbar) o brazo (cervical) que aumenta con los esfuerzos y la tos (Maniobra de Valsalva).
  • Actitud antiálgica (directas o cruzadas)
  • Impotencia Funcional, perdida de fuerza, contracturas musculares, etc.
  • Parestesias (hormigueos) en las piernas (Hernias Lumbares) Lumbociáticas.
  • Parestesias (hormigueos) y adormecimientos en los brazos (hernias cervicales).

TRATAMIENTO OSTEOPÁTICO

El trabajo del Osteópata consiste en devolver la movilidad normal a toda la columna vertebral y no limitarse SOLAMENTE a la zona dolorida, ya que como se explicó anteriormente no es la causa del problema. Se evalúa y trata al paciente de pies a cabeza.

¿POR QUE?

Porque las HNP son consecuencia de las hipomovilidades articulares, por ejemplo en la pelvis u otra zona de tu columna, que generan hipermovilidades vertebrales adaptativas (movilidad exagerada). Dichas hipermovilidades  mantenidas en el tiempo conlleva a que se degenere el disco intervertebral. 

Existen casos en donde la persona presenta alteraciones que hablan de un daño extenso y en donde no recomendamos el tratamiento osteopático en primera instancia, como por ejemplo parálisis muscular, Incontinencia urinaria (control de esfínter) o arreflexia. El osteópata identificará estos signos de alarma y derivará al profesional correspondiente

Los resultados alcanzan alrededor de un 85% de eficacia, sin tener que intervenir quirúrgicamente al paciente, evitando así los riesgos quirúrgicos en pabellón además de las nunca deseadas fibrosis post quirúrgicas, que suelen empeorar mucho el cuadro clínico de recuperación. Estos motivos y muchos más, hacen al tratamiento osteopático, sumamente beneficioso a corto y largo plazo para el paciente.

Los beneficios del tratamiento osteopático radican en que se trata el ORIGEN del problema, no solamente las CONSECUENCIAS.

El error mas grande que vemos en consulta es esperar demasiado, o bien operarse inmediatamente… la cirugía de columna es un viaje de ida…

Nos leemos.

comparte en

Atención solo con horas agendadas, si aún no lo haces, hazlo aquí