Lumbago
   Ciática
   Discopatía
   Hernia discal
   Dorsalgia / Cervicalgia
   Cervicobraquialgia
   Sacroileítis
   Coccigodinia
   Torticolis
   Artritis
   Artrosis
   Tendinitis / Bursitis
   Sind. Túnel carpiano
   Fascitis plantar
   Hombro doloroso
   Esguinces
   Cefaleas / Migrañas
   Disfunción Patelofemoral
   Traumatismos
   Dolor y Fatiga Crónica
   Fibromialgia
   Medicina Deportiva
   Lesiones Recurrentes
   Bruxismo
   Hernia de Hiato
   Escoliosis
   Alteraciones Posturales
   Enfermedades Reumáticas
camilla osteopatía
El complejo Hombro Doloroso

DIAGNÓSTICO

Siempre es importante realizar un estudio radiológico para descarta posibles fracturas o fisuras óseas. Una vez descartadas las contraindicaciones al tratamiento Osteopático, procedemos a realizar un diagnóstico exhaustivo del complejo articular del pie. Entendiéndose por complejo articular a todas las articulaciones que conforman el pie. Teniendo siempre en mente el concepto de que el cuerpo es un todo, y que no se debe evaluar por segmento, sino globalmente, el diagnóstico y tratamiento del esguince de tobillo no se debe limitar a la zona lesionada. Dentro se los signos y síntomas que podemos encontrar en la evaluación de un esguince, podemos enumerar los siguientes:

1- Dolor agudo al movilizar el pie en aducción (movimiento hacia adentro del pie), flexión plantar e inversión (girando hacia adentro el pie).

2- Limitación de la movilidad hacia la flexión dorsal y eversión (girar hacia fuera el pie) y debilidad muscular. Descenso del escafoides y cuboides (medio pie) predisponiendo al pie plano.

3- Dolor a la palpación del Ligamento lateral Externo. Edema más o menos importante dependiendo del grado de lesión.

4- Evolución del dolor en tres Fases: Dolor agudo en el momento del esguince, impotencia funcional inmediata. Al rato, disminución del dolor con cojera. A las horas, impotencia funcional y aumento nocturno del dolor.

Siguiendo con una visión globalmente el cuerpo, podemos encontrar una sucesión de adaptaciones articulares (ascendentes) como ser: desviación interna de rodilla (dolor en cara externa de rodilla), descenso y deslizamiento anterior de la pelvis homolateral (pierna corta), inclinación de la columna lumbar hacia el lado opuesto al esguince (lumbalgias), etc. Todas estas adaptaciones articulares (ascendentes), son producto del mal apoyo podal y una tardía o incompleta atención de la lesión. No siempre somos victimas de todas estas adaptaciones. La gravedad de la lesión y el estadio en el que se hace presente el paciente, hacen variar los tiempos de recuperación de un paciente a otro.

TRATAMIENTO

Las primeras 24 horas siguientes al esguince: Descargar el pie (no apoyar) Aplicar frío inmediatamente y de ser posible con una ligera compresión. Ajuste articular: La práctica nos ha permitido observar que cuanto antes se normalice el tobillo, la recuperación es más rápida y satisfactoria.

Anterior 1 | 2 | 3 Siguiente
Regresar a pagina principal | Regresar a Articulos
   
Home|Nosotros|Especialidades|Testimonios|Como llegar|Contacto|Articulos|Cursos|Osteopatía en el mundo