Lumbago
   Ciática
   Discopatía
   Hernia discal
   Dorsalgia / Cervicalgia
   Cervicobraquialgia
   Sacroileítis
   Coccigodinia
   Torticolis
   Artritis
   Artrosis
   Tendinitis / Bursitis
   Sind. Túnel carpiano
   Fascitis plantar
   Hombro doloroso
   Esguinces
   Cefaleas / Migrañas
   Disfunción Patelofemoral
   Traumatismos
   Dolor y Fatiga Crónica
   Fibromialgia
   Medicina Deportiva
   Lesiones Recurrentes
   Bruxismo
   Hernia de Hiato
   Escoliosis
   Alteraciones Posturales
   Enfermedades Reumáticas
camilla osteopatía
Fibromialgia - Una enfermedad con solución

El 70-80% de los pacientes con fibromialgia tienen trastornos del sueño. Es un sueño de mala calidad (“me levanto más cansado que me acuesto”), empeorando el dolor los días que duermen mal. Los investigadores encuentran que los pacientes con fibromialgia se duermen sin problema, pero su sueño al nivel profundo (o fase 4 no REM) se ve interrumpido. Los registros electroencefalográficos están alterados en el sentido de que en esta fase se detectan unas ondas similares a las que mantienen la actividad alerta del cerebro. No se sabe si estas ondas están relacionadas con la causa de la enfermedad o son la consecuencia de la misma. Otros síntomas son, ansiedad y depresión (25%), así como jaquecas, dolores en la menstruación, el llamado colon irritable, sequedad en la boca y los ojos. y trastornos de circulación de las manos y pies. El impacto que la fibromialgia origina en la calidad de vida de quien la padece es muy variable de unas personas a otras.


¿PORQUE SE PRODUCE LA FIBROMIALGIA?
Todos los humanos disponemos de unos sistemas por un lado de producción, y por otro de acoplamiento y defensa contra el dolor. Estos sistemas varían en eficacia de unas personas a otras, de manera que el umbral del dolor es diferente en cada uno de nosotros. La fibromialgia consiste en una anomalía en la percepción del dolor, de manera que se perciben como dolorosos, estímulos que habitualmente no lo son.
No se conoce la causa de esta alteración, pero se piensa que hay muchos factores implicados. Hay personas que desarrollan la enfermedad sin causa aparente y en otras comienza después de procesos identificables, como puede ser una infección bacteriana o viral, un accidente de automóvil, la separación matrimonial o el divorcio, problemas con los hijos, etc. En otros casos aparece después de que otra enfermedad conocida limite la calidad de vida (artritis reumatoide, lupus eritematoso, etc.).
Estos agentes desencadenantes no parecen causar la enfermedad, sino que lo que probablemente hacen es despertarla en una persona que ya tiene una anomalía oculta en la regulación de su capacidad de respuesta a determinados estímulos.
Es muy probable que una respuesta anormal a los factores que producen estrés desempeñe un papel importante en este proceso.
Los estudios médicos en la fibromialgia se han orientado a analizar si hay alteraciones en los músculos o en el sistema inmunológico, anomalías psicológicas, problemas hormonales o, como se ha señalado previamente, alteraciones en los mecanismos de percepción del dolor. Se han detectado en el sistema nervioso de personas con fibromialgia, niveles bajos de algunas sustancias importantes en la regulación del dolor (particularmente la serotonina).
Asimismo se ha detectado en el sistema nervioso el incremento de una sustancia productora de dolor (sustancia P).
Aunque hay muchos datos prometedores, aún están bajo investigación. La ansiedad y la depresión se presentan con igual frecuencia en la fibromialgia que en otras enfermedades dolorosas crónicas como la lumbalgia o la artritis reumatoide. Por este motivo, no se cree que sean fundamentales en la causa de la enfermedad, aunque sí en el aumento de los síntomas.

Siguiente 1 | 2 | 3 | 4 | 5
Regresar a pagina principal | Regresar a Articulos
   
Home|Nosotros|Especialidades|Testimonios|Como llegar|Contacto|Articulos|Cursos|Osteopatía en el mundo